¿Existe algo más sensual que la caricia de un pañuelo de seda sobre la piel? Si eres mujer y has tenido la suerte de tener uno, dirás que pocos. Ya sea un  pañuelo de seda cuadrado, alargado, grande o pequeño, siempre encontraba uno en mi galería que se adaptaba a los gustos de mis clientes. A pesar de la fama, un pañuelo de seda, siempre se adapta a tú estilo, ya sea elegante o informal, joven o menos joven.

Pero todo llega a su final y aunque amo lo que hago, llega el momento de la realidad, de hacer cuentas y de ver que como negocio esto ya no funciona. Queda esta galería como recuerdo de lo que hice con tanto cariño y dedicación. Aún quedan algunos que están en liquidación, para ver cuales, solo pinche en ¡lo quiero! pañuelos y fulares. Pero como lo que me gusta es pintar ahora serán las acuarelas a lo que dedique mi tiempo.

Como ve, a lo largo del tiempo he realizado innumerables diseños, dibujos e inspiraciones, así como sedas de tipos y tamaños diferentes.